CARNETS DESCARTES

El balance de un año fantástico

El balance de un año fantástico

El balance de éste año es más que positivo. « L’erasmus non è un anno della tua vita, ma la tua vita in un anno! », eso es lo que me dijo un amigo italiano y en un sentido, es lo que pienso también. En el sentido que fue un año tan rico, tan lleno de momentos que me hicieron descubrir me aún más y crecer mucho. En el sentido que fue una vida entera, un mundo paralelo en cual hemos todos aprendido un montón de nosotros mismos y ahora vuelvo en mi vida aquí pero con todas las riquezas que me ha dejado esa experiencia. He aprendido un montón de cosas éste año como hacer el café, cocinar, comer pimientos crudos, entender italiano, acampar en el medio de nada, viajar de otra manera, ser más responsable y ganar paciencia, tener fe en el futuro de la Europa, comunicar con un idioma que nadie habla en el mundo : el idioma Erasmus, trabajar con extranjeros y con todas las dificultades incluidas en ésta situación, a ser más tolerante pero ¡qué va! Sobre todo, creo que la cosa la más importante es que he entendido y aprendido que toda percepción, impresión y juicio que podemos tener depende del punto de vista que elegimos. Así que he descubierto algo fantástico, es que hay soló que cambiar de punto de vista para cambiar una sensación, un pensamiento o cualquier percepción que podemos tener.

Otra cosa que me dejó éste Erasmus, me ofreció de dar me cuenta de lo que tengo ya en mi vida, de lo que hasta ahora me parecía ‘normal’ pero que no es. Me refiero a absolutamente TODO, el país donde vivo que ofrece buenas condiciones de vida, una cultura y un patrimonio excesivamente ricos (y me doy cuenta que no conozco casi nada relativamente a la que tiene), un clima y temporadas excepcionales y tantas otras cosas, pero también a la suerte que tengo en todo lo que helecho hasta ahora. Es una experiencia que me enseñó a evaluar lo que tengo y a relativizar. Me enseño también a desatollar mi curiosidad y a satisfacerla, buscar hasta encontrar, tener gana de saber, de descubrir, de visitar y ir a realizarlo. Ahora me siento como que hay tantas cosas en el mundo que no se puede esperar más y decir ‘tengo toda la vida para hacerlo’ ¡NO! Es hoy y ahora y hay que tomarse el tiempo para hacer lo que querremos porque nadie sabe lo que pasara mañana, el mes próximo o el año que viene.

Todos en el mismo barco...

Alguien me dijo también que el Erasmus es « un intercambio interactivo de culturas ». ¡Cuanto me encanta ésta formula! ¡Significa todo! Significa cuanto igual es lo que recibes a lo que das, cuanto fuerte y profunda es la transformación y también cuanto vivo y intenso es la experiencia. Eres tú el protagonista del tuyo Erasmus, es un viaje de vida parecido un río en cual cada encuentro es una corriente… y a veces, te encuentras con ti mismo y eres tú propia corriente.

A mi me hizo más fuerte. Todo lo que paso, la intensidad de los encuentros, la velocidad de los eventos y la fuerza de lo que viví me hicieron dudar mucho pero ahora, tengo las ideas más claras sobre mi entorno, sobre el camino que quiero seguir y también, me siento más cómoda con las dudas que tengo todavía. En algún momento, tenía muchas dudas y me sentía muy incomoda con ésas pero ahora entiendo y acepto que son partes del cambio y de la mía evolución propia.

Quiero agradecer mucho a los que me permitieron de vivir ésta experiencia, primero Señora Dogué que me animó para que me presente como candidata, luego Señora Bastera que aprobó mi candidatura y la Universidad Politécnica de Cartagena, y aún más precisamente Moral Cifuentes del servicio de relaciones internacionales de la UPCT, que aceptó de dar una plaza más que previsto en los acuerdos de colaboración que tiene la UPCT con el IUT de la cual beneficié. Evidentemente, quiero agradecer a todos los que encuentre y especialmente a los que me ayudaron en los momentos difíciles y más sensibles.

Ahora me siento más feliz y afortunada de haber vivido y experimentado éstos últimos diez meses que triste que se acaban y deseo que cada joven tenga la oportunidad de tener una experiencia así ¡y que haga sus maletas para ir se de veras!