CARNETS DESCARTES

Francia vs España ¿un choque cultural?

Hay muchas diferencias entre estos 2 países que, sin embargo, parecen muy parecidos sobre algunos puntos. El primero a nivel cultural las diferencias son visibles.

Los españoles y de lo que conozco los Cartageneros tienen una cultura de las festividades y de las salidas muy pronunciado. Además, con el clima y los horarios de trabajo hay una gran parte de la vida que es nocturna y fuera de casa. Lo que puede parecer extraño al principio, pero, por ejemplo, la gente, cuando sale para tomar algo, piden en un bar, pero beben y charlan fuera, en las calles nunca en un lugar interior, que sea por el verano o en invierno. Y eso es diferente, pero es culpa de las diferencias climatológicas.

                     Afficher l'image d'origine

                                              Centro de Cartagena un sábado por la noche 

En efecto, las condiciones climatológicas en Cartagena que son al revés de las de Paris. Aquí el clima está caliente y semiárido, es un clima “subtropical mediterráneo”. Como es una ciudad cerca del mar, las temperaturas son bastantes moderadas, pero casi nunca llueve, únicamente a veces hay viento bastante fuerte, pero es también muy raro. La temperatura media es de 20°C sobre el año, el mes más frió es febrero con una media de 12°C y el más caliente es agosto con 28°C. ¡No es difícil de adaptarse a un clima más caliente y sin lluvia! Pero es un poco difícil de acostumbrarse a la humedad de vivir cerca del mar lo que hace sentir más el frió durante el inverno. Eso explica porque la gente sale más y viven más fuera de casa que en Francia, eso impacta también las relaciones entre la gente, que son más calurosas.

                                                  Afficher l'image d'origine 

                                                  Cartagena, Plaza del ayuntamiento 

Las relaciones entre las personas son bastante parecidas, al nivel de la cortesía, de los contactos físicos o de la manera de saludarse, son dos países latinos pues hay muchos puntos en común. Únicamente los españoles son más calurosos, además es un país en el cual algunos valores son mas importante que en Francia, como la solidaridad y la ayuda a los otros. La gran mayoría de la gente que he encontrado aquí es siempre lista a dar servicios y muy empática, incluso si no te conoce. Por ejemplo, me he quedado fuera de mi piso, a las 8:00 de la tarde, y alguien que había visto algunas veces en la sala de deporte, con un poco de experiencia de cerrajeros, ha venido conmigo para abrir la puerta. Otro ejemplo, después de los atentados de Paris, mucha gente, vecinos, compañeros de clase, o persona que cruzamos en las calles nos daban su apoyo y preguntaban noticias de nuestras familias.

Otra cosa muy diferente de Francia son los precios, en general todo es menos caro, que sea las compras para comer, los restaurantes, los alquileres de piso, todos los precios son mucho más barato de los de Francia. ¡Específicamente a los precios de Paris!
El nivel del precio de la vida está debajo del francés, pero es un nivel general que corresponde a un salario mínimo y un salario medio muchos más barato que el francés. En efecto el salario medio es de 655,20€, además el paro está muy elevado en España desde la crisis económica. Por eso muchos de los estudiantes y jóvenes que he encontrado en España quieren, después de los estudios instalarse en un país extranjero, y Francia es un país que interesa a muchos estudiantes.

Por fin en el ámbito cotidiano también hay diferencias entre los 2 países, al nivel de la puntualidad los españoles no son muy estrictos. Por ejemplo, las clases y los exámenes empiezan más o menos 15 minutos después de la hora normal, que sea por retraso de los estudiantes o de los profesores. Y es así para todas las citas que tienen los españoles, pero después de un tiempo hemos aprendido a adaptarnos a eso y también a los horarios de vida de aquí. La organización de los días en España es diferente de lo que estamos acostumbrados en Francia. Las clases están o por la mañana o por la noche, pues menos que en Francia, pero se compensa porque hay menos vacaciones, únicamente 10 días para Navidad, y 10 días para la Semana Santa. Además, muchos más días feriado por las fiestas de la ciudad o nacional, los días con temáticas etc. Para los trabajadores y las tiendas los horarios de trabajo son diferentes, las tiendas cierran entre las 14:00 y las 17:00 pero son abiertas hasta las 21:00. Las tiendas son cerradas el sábado por la noche y no se trabaja el domingo, pero todo es abierto el lunes. No es raro ver personas que trabajan únicamente por la mañana o por la tarde.

Pequeño consejo si eres un estudiante: esto parece que son diferencias muy importantes, pero en general las diferencias son positivas para los franceses y con poco tiempo es muy fácil de adaptarse. ¡Tranquilízate!