CARNETS DESCARTES

La enseñanza en España

El sistema educativo español, es por muchas cosas, diferente al de Francia.

Para empezar, los alumnos tienen uniformes en la escuela. En España, cada escuela tiene su uniforme y es una obligación vestirlo. En Francia, no tenemos uniformes en las escuelas públicas (las escuelas privadas en general tienen).

Después, los horarios son totalmente diferentes. Los niños de las escuelas primarias tienen clase solamente por la mañana, hasta las 14:00 mientras que en Francia tienen clase todo el día: desde las 8:30 hasta las 16:30. Para los estudiantes, tienen clase o por la mañana o por la tarde, pueden elegir sus horarios en función de sus disponibilidades.

La puntualidad no es la cosa por la que los Españoles son famosos…y eso no es un estereotipo. Es escaso que una clase empieza exactamente a la hora. Hay un “retraso aceptado” de 15 minutos como me lo han dicho los profesores. Así, es común que el profesor llegue con retraso. Puesto que los profesores pueden llegar más tarde, los estudiantes también tienen la “autorización” y lo hacen.

 

La relación profesor-estudiante es diferente. En España, es más relajada, amistosa que en Francia. Se llama los profesores por sus nombres y no con sus apellidos como en Francia. Se habla con los profesores más como si fuera otro estudiante. Pero esto no significa que no se le respete. En contrario, me parece que aquí, en España, los estudiantes tienen más respeto para sus profesores.

 

Por fin, el método de evaluación es diferente. Aquí, en las universidades españolas, hay dos evaluaciones: la parte práctica y la parte teórica.

La parte teórica se evalúa durante el examen del fin del cuatrimestre, son preguntas sobre las clases en auditorios.

La parte práctica se evalúa durante las clases de practica (clases en grupo pequeño y medio). Se hace, tareas de grupo, tareas individuales durante las clases o fuera, un examen escrito, debates, se nota la presencia…es una evaluación continua. Si se aprueba esta parte durante las clases, no es necesario de hacer la parte práctica durante el examen final.

Así, la parte teórica es común para todos y la parte práctica no. Los estudiantes españoles tienen la posibilidad de corregirse y hacer un examen de nuevo. Del mismo, cuando no han aprobado un examen, pueden hacer la revisión del examen: hacen de nuevo el examen algunos días después. Por fin, si no han aprobado, a este momento tienen que ir a las recuperaciones finales que son a finales de junio.

 

Una cosa que me sorprendió fue de ver que en la cafetería universitaria se vende alcohol…Para mí es raro que la cafetería de una universidad parezca un bar.